Páginas vistas en total

martes, 16 de junio de 2015

¿QUE ATACAMOS PRIMERO?



Quien delinque lo hace impelido por motivos que no están bajo su control. Hubo quienes hablaron del clima, como Quetelet; otros, como Lombroso, que atribuyeron la criminalidad a rezagos en la escala evolutiva; muchos más creyeron descubrir el factor central en la enfermedad mental o en anomalías genéticas y para otros tesis que predomina hoy en día.

La explicación ha de buscarse en un complejo conjunto de circunstancias sociales, pero todos coinciden en afirmar que en general el criminal no actúa ni racional ni libremente y hay factores, ajenos a él, que determinan su conducta. 

El delincuente está condicionado a hacerlo. Un complejo cúmulo de circunstancias familiares, sociales y personales lo lleva a actuar de esa manera. 

Castigarlo es un método muy poco eficaz para recondicionarlo. Lo sensato, además de las terapias rehabilitadoras, es actuar sobre las causas que producen el crimen. 

Los penalistas, que siguen viendo a los delincuentes a través de los lentes del siglo XVIII y los conciben como seres racionales y dotados de libre albedrío, creen que basta con el castigo o con la amenaza del castigo fijado por la ley para convencerlos de que no delincan o dejen de hacerlo. 

Los criminólogos, en cambio, a partir de la proposición empíricamente demostrable de que la conducta humana está causada, sostienen que si en verdad se quiere abatir el crimen es necesario actuar sobre las causas que le dan origen y corregir los factores de los que surge.


K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

6 comentarios:

  1. Yo creo que si habría que castigar el latrocinio pero siempre dependerá del caso, no es lo mismo quién roba para comer que quién, a pesar de estar podrido de dinero, sigue robando a manos llenas. Aun dentro de la misma categoría, son cosas diferentes.

    ResponderEliminar
  2. Opino que no hay regenració y readaptación, peor aún mantenemos las cárceles manteniendo este tipo de gente.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante. Mi opinión al respecto sería bastante radical. Jajajaja pero el tema es digno de debate.

    ResponderEliminar
  4. Hola, interesante reflexión, opino que es muy difícil saber lo que pasa por nuestras mentes en general y más en concreto en la de un "criminal", necesitan ayuda, pero de que tipo? besos

    ResponderEliminar
  5. Interesante. Yo creo que los que cometen cualquier tipo de delito lo hacen en parte como consecuencia de aquello que les rodea. Aunque también depende de lo que se les pase por la cabeza en esos instantes.
    Un saludo.
    MMEUC

    ResponderEliminar