Páginas vistas en total

jueves, 18 de junio de 2015

“Nuevos comercios para nuevas gentes”


Entre un todo cien y un locutorio, Carlos Trueva de 30 años, emigrante pero emprendedor, mira como sus creaciones textiles se venden a buen precio en Lavapiés 

El número de negocios regentados por los inmigrantes en Madrid representa un 5% de las altas de la Seguridad Social por cuenta propia, según datos nacionales para el 2006 del Observatorio para las Migraciones. 

Alberto Riescos, investigador social nos muestra mediante estudios que los cuatro grupos emprendedores son: marroquíes, latinoamericanos, chinos y bengalíes que representa el 60% de las altas registradas.

Carlos nos cuenta como el barrio de Lavapiés ha cambiado de forma vertiginosa su estructura de barrio colonial, ha centro del comercio mercantil.

La industria de la confección, muestra su ocupación con un 85% de las personas que se dedican a la fabricación y venta de ropa.
Blanca Romero, de nacionalidad peruana lleva 6 años recorriendo las ferias de verano e invierno, con su negocio de ropa artesanal afirma: que materiales como la alpaca son muy apreciados por españoles y visitantes.

Otros negocios creados por emigrantes también se dedican a satisfacer las necesidades alimenticias y económicas de sus paisanos. En este grupo están las tiendas de alimentación y las remesadoras de dinero.

Ecuapan, es una empresa alimenticia regentada por un ecuatoriano, hace 7 años, que se dedica a la fabricación y venta de pan con sabor ecuatoriano. En la actualidad cuenta con 6 puntos de venta en Madrid y una nave en la que se fabrica este alimento.
Carlos Gómez dueño de Ecuapan nos cuenta que la idea de crear esta empresa nació a partir de la necesidad de los ecuatorianos de saborear el pan de su tierra y como anécdota, nos dice, que ahora dentro de sus clientes hay personas de otra nacionalidad.

Los barrios madrileños no serian lo mismo sin los locutorios y remesadoras, que acompañan el negocio de Carlos. El grupo de comunicación “Nuestras Raíces realizo un estudio en el que se evidencia que en cada barrio existe una media de 2 locutorios por calle, esto confirma según su directora que estos negocios toman la misma importancia para los vecinos que un supermercado en cada esquina.

Entre los comercios no alimenticios predomina el tipo de establecimiento popularmente denominado “todo cien”, que generalmente está regentado por chinos que venden al por mayor y menor todo tipo de cosas útiles para el hogar. El vecino de Carlos, Wou Lee, es dueño de un todo cien, él importa los productos desde las casas que ofertan en China 

La iniciativa de los nuevos empresarios dentro del medio socio económico madrileño, llega hasta áreas más desarrolladas como las empresas autónomas.El 17 % de los permisos de este tipo de empresas están solicitados por Latinoamericanos según el Departamento de Comercio del ayuntamiento de Madrid.

Valdrid Sánchez, colombiano erradicado hace 16 años en Madrid, levanta una empresa de comunicación de artes graficas en la que da trabajo a mas de 500 personas. Él afirma sentirse realizado al haber podido cumplir su sueño en plena Europa.

Las asociaciones de comerciantes emigrantes en Madrid se encuentran comprometidas con los nuevos empresarios a ofrecerles servicios educativos para un mejor desempeño en sus actividades.

Este es el caso de la Asociación de Emigrantes Chinos en la cual 540 personas de diferentes nacionalidades como Carlos reciben cursos de idiomas y de marketing como también asesoramiento empresarial subvencionado por la comunidad de Madrid.

El comercio étnico ha proliferado también gracias al apoyo de diferentes propuestas publicas como el proyecto “Empréndelo”, de la comunidad de Madrid que fue creado para el incentivo y apoyo de proyectos comerciales. 

Los reconocimientos a este tipo de comercios se ven reflejado con premios, como los Alpha, organizados por la Unidad de Marketing de Madrid.
 
Carlos Zanetti dueño de los Helados Iamcrosi se hizo acreedor de este galardón, por su creatividad a la hora de elaborar los helados. Él nos comenta que las ideas innovadoras en los negocios te hacen ser único en lo que haces.

La emigración es una oportunidad socio cultural y económico que abre las puertas de un mercado en plena proliferación.




ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

4 comentarios:

  1. Además hacen falta puestos de trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Un artículo muy interesante. Está claro que hay determinados tipos de comercios que suelen estar llevados por extranjeros, aunque no conocía los datos. Buen post :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu post. Es un articulo muy interesante.

    ResponderEliminar