Páginas vistas en total

viernes, 31 de octubre de 2014

DE RONDA A MADRID

Un día entre nieblas vi un reflejo de luz, pero no me atreví ir allí porque todo parecía bonito. 

A medida que miraba al suelo más me parecía que la luz iba creciendo, pero cuando miraba otra vez hacia arriba el reflejo seguía igual de grande. 

Ya dejo de mirar arriba y dejo de mirar abajo para mirar hacia el frente y me dispongo a caminar y estoy notando como una caricia caliente en mi cuello, mientras ese día hacía frío, pero no miro para atrás, sigo caminando sin detenerme y el cielo empieza a despejarse, aunque no lo veo lo noto. 

Me paro me pongo a ver ahora la luz y está bien grande, mi corazón empieza a regodearse solo, la alegría de mi alma se desborda, pero dejo de mirar hacia allí para continuar mi camino. 

El cielo está completamente soleado, ahora el reflejo que sentí es sol, miro otra vez a él y como loco enamorado se lo digo “te quiero no te vayas, no me dejes nunca solo, guíame en mi camino”, pero al rato las nubes aparecen el sol queda tapado, aunque quiere seguir alumbrándome, no lo consigue. 

Esto dura poco porque de nuevo mi fiel reflejo me llama y el sol hace desaparecer de nuevo los nubarrones. Antes quería continuar mi camino yo solo, ahora no puedo andar, estoy cambiando de rumbo, estoy hechizado por los rayos que golpean todo mi cuerpo, no quiero que cambie, te adoro.

Quizás leas esto y no sepas porque esto o porque lo otro, sólo quiero decirte que es una fiel metáfora a mis sentimientos. Yo soy el que camina, tú eres quien me alumbra (mi sol)    



Escrito por Rubén
Derechos Reservados
 

miércoles, 29 de octubre de 2014

FREE BUTTERFLY

Desde niña siempre mire a todos como mis hermanos, siempre supe que había que perdonar, que estamos llenos defectos y que esos mismo defectos nos hacen humanos, que cuando compartimos una pena el dolor se hace menos intenso, que no hay nada más importante en la vida que tener el abrazo de un verdadero amigo.

 Cuando herimos a la persona que más amamos, lo hacemos sin querer por pura impotencia frustración o por miedo y siempre nos duele más a nosotros mismos pero están difícil pedir perdón y más difícil perdonar y que no se puede ser indiferente con el dolor ajeno porque no dormirás tranquilo los remordimientos no te darán paz nunca y si dañas a las personas nunca podrás olvidar ese daño que hiciste tendrás que aprender a vivir con esa sombra, en cambio si escoges el camino del bien siempre tendrás un hombro donde apoyarte, es tan bonito contar con alguien, saber que no te podrás caer que nunca tocaras el suelo porque tus amigos, tu familia están ahí de manera incondicional. 

Abrazar con amor es una bendición, la bendición más grande del mundo, nadie merece estar sólo porque la soledad es como estar perdido en un laberinto sin salida, todos necesitamos amar y ser amados de eso se trata la vida y si nos toca estar solos pues siempre habrá una lucecita en medio de tanta oscuridad, algo que nos consuele en las noches antes de dormir.

No hay nada más humano, más hermoso que ser solidario, ayudar a otros nos hace mejores, en eso he creído toda mi vida.

Escrito por K.Q.G
Derechos Reservados




LA DOLOROSA

Es siempre dolorosa y difícil. Cualquier biografía está surcada por cordilleras de obstáculos y frustraciones. Asomarse a la vida ajena es descubrir sus desgarros, las señales de la lucha con uno mismo y con su entorno, pero también la grandeza del esfuerzo por salir adelante, por eso que se llama vivir. La vida es un forcejeo permanente con las adversidades, un intento por solucionar las dificultades, apoyado por el amor y el trabajo".

Cualquier historia personal pasa por momentos de dolor, y lo habitual es que sean frecuentes y que llenen la vida de cicatrices que van curtiendo al hombre. Pretender que la vida transcurra sin penalidades ni agobios de ninguna clase, es una ingenuidad. Por eso, cuando para actuar queramos esperar siempre a la llegada de sentimientos favorables, nos exponemos a entrar en una dinámica de gran dependencia de los estados de ánimo; sería como un cándido deseo de prolongar indefinidamente las diversiones y la falta de responsabilidad infantiles.

La persona sentimental se siente casi incapaz de sacrificarse por algo que no suponga un beneficio a muy corto plazo: no se pondrá seriamente a estudiar un examen hasta poco antes del día fijado; para que consiga leer un libro tendrá que ser muy entretenido desde las primeras páginas; para animarse a hacer cualquier plan, tiene que apetecerle muchísimo; si una relación de amistad o de convivencia pasa por algún altibajo, probablemente no sepa superarlo.

No será capaz de continuar en cuanto unas nubes de tormenta emborronen un poco el horizonte. "Parece como si el sentimiento hubiese ocupado en esas personas el lugar de la facultad de pensar. En vez de razonar, de entender..., ellos sienten. Sólo puede convencerles lo que agrade sus sentimientos".
A golpe de sentimiento no se puede edificar.

—Por lo que dices, parece como si el ideal fuera ser persona sin sentimientos, estoica, espartana, sin corazón...
Hay que encontrar un equilibrio entre este extremo y su contrario. Tan peligroso es el hombre frío, racional y sin sentimientos, como aquél que es todo un monumento al sentimentalismo romántico. Es un equilibrio difícil, pero del que depende en mucho el acierto en el vivir.

Ante el peligro del sentimentalismo, la primera reacción podría ser de rechazo de los sentimientos. Sin embargo, está comprobado que sin la ayuda de los sentimientos bien orientados, el intelecto es débil frente al ambiente. No se trata, pues, de prescindir de ellos, sino de saber encauzarlos.

"Por cada persona que necesita ser protegido de un frágil exceso de sensibilidad —dice Lewis— hay tres que necesitan ser despertados del letargo de la fría mediocridad. La correcta precaución contra el sentimentalismo es la de inculcar sentimientos adecuados. Un corazón duro no es protección infalible si va acompañado de una mente débil".

No se trata, pues, de ser frío, ni calculador, ni inhumano. Para educar la propia afectividad hay que cultivar esos sentimientos de persona de buen corazón y profundamente humana; que desea ayudar a quien lo necesita, consolar al que está triste, acompañar al que ha sido despreciado, perdonar a ése que le ofendió, querer a todos; que se siente afectado por el sufrimiento de los demás, que comprende, que perdona.

Y conviene también poner entusiasmo en las cosas. Las pasiones —hemos dicho— no son malas, si las sabemos orientar hacia el bien, si están bajo el señorío del entendimiento: hemos de soñar, aunque sin ser soñadores; saber encontrar ilusiones en las cosas de cada día, pero sin ser ilusos ni irreflexivos. 

Se trata de que las cosas no se hagan sólo por ilusión o sólo por entusiasmo: el entusiasmo no puede ser el motor, sino una valiosa ayuda, como una vela que nos empuja cuando el viento sopla a favor, pero de la que no podemos depender en exclusiva.

Escrito por K.Q.G
Derechos Reservados

CÁPSULA DE MINUTOS

Solo escribo cuando estoy inspirada y cuando tengo algo que decir, la semana pasada viví momentos muy intensos que me trajeron recuerdos y sensaciones nuevas, es increíble todo lo que puedes vivir si te lo permites, vivir pánico, alegría, tristeza, nerviosismo, pasión es complicado, pero en realidad lo vivimos a diario cada minuto en una cápsula explosiva llamada minuto.

Los momentos son para compartir, vivir, aprender, conocerte, juzgarte y sobre todo para sentirte viva, aunque tengas la vida que tengas.

Todavía no se a donde voy, ni quién soy, cada día lo voy descubriendo y mientras lo hago, voy alimentándome de todo cuanto puedo, solo sé que ser buena es saludable y que tener generosas acciones en tu día a día te hacen sentir única.

La perfección es una utopía pero nos permite exigirnos todo cuanto queremos, y es aquella que nos permite equivocarnos.

Alguien especial me dijo en medio de un vuelo que no debía machacarme a mi misma con los errores lingüísticos y ese alguien no estaba tan lejos de la verdad y si esa frase tan sabia la aplicamos a la vida descubrimos que es verdad.

Mis emociones son producto de mis vivencias y me encanta que sea así, me encanta escribir sin desvelar y reservarme todo para mí.

En este momento que estoy escribiendo y que no sé cuantos se atrevan a leer esto, percibo que soy libre y eso es lo que importa.

POSDATA No voy a releer este post porque sería igual que traicionar a mi subconsciente.

Escrito por K.Q.G
Derechos Reservados