Páginas vistas en total

domingo, 6 de agosto de 2017

MCEQ(GENTE CO2)

En la vida conocemos todo tipo de personas, algunas conectan con nosotros a la primera, otras lo hacen por la ocasión y otras simplemente por rose, pero nuestros olfatos juegan un papel importante aquí porque no todas las personas son agentes positivos en nuestra vida, es importante que sepamos darnos cuenta a tiempo quien nos puede aportar cosas positivas y quien nos puede traer problemas.

Identificarlas depende de tu criterio y neutralidad ante cada momento que vivas con esas personas, porque hablo de neutralidad porque a veces queremos mucho a esa persona y por circunstancias de la vida no deseamos asumir que es un agente negativo.

Las personas toxicas yo las denomino como MCEQ en resumidas cuentas porque son mentirosas compulsivas y egoístas quemeimportistas, el centro de la vida de estas personas es inventarse una vida paralela para quedar bien ante las demás personas sin importarles el daño que vayan haciendo con las mentiras ya que solo lo hacen para conseguir sus objetivos propios por eso lo de EQ egoístas quemeimportistas.

Esas son las cuatro principales características de los tóxicos por lo cual debes estar alerta, si conoces alguien así aléjalo antes de que sea demasiado tarde porque si no se te procrearan muchos problemas gracias a esa persona, si realmente lo quieres, lo estimas,  puedes decírselo y ayudarlo, eso si, tu mides el nivel desgaste y frutos que te pueda conllevar esto porque ya sabes que el cambio debe ser asumido por la persona que lo necesita, tu solo eres el apoyo,  pero si no lo entiende o no lo asume,  es mejor que te alejes. 

El CO2 es un gas toxico y aunque lo tenemos en el ambiente hemos aprendido a vivir con él, lo mismo pasa con las personas toxicas no podemos cambiarlas porque eso es decisión de cada uno, pero si podemos elegir que estén en nuestras vidas y vivir con ellas, pero no de una manera inclusiva 


ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

domingo, 28 de mayo de 2017

LA GRAN OSADIA DEL VULNERABLE


La vergüenza es una epidemia que bloquea nuestras vidas como aquel dique mal puesto en un lugar estratégico.  Hombres y mujeres pelean por evitar la vergüenza dejándola al margen de lo visible, solamente ellos la ven a solas dentro de los pantanos del alma, pero ¿de qué sirve encarcelarla sin combatirla? De nada. El primero objetivo de nuestra vida es superar la vergüenza hacerle frente y salir de los estereotipos. 

Hoy por hoy las mujeres deben estar dentro del canon de la delgadez, de la belleza, la modestia en resumidas cuentas de la apariencia y los hombres en cambio deben ser valientes, rudos, trabajadores y estables emocionalmente, esto quiere decir que si no estás dentro de estos patrones debes esconderte debajo de la mesa y no salir porque la vergüenza te embargara. Vaya error, debemos ser quienes somos, mostrarnos tal cual somos aunque eso nos lleve a estar en el foco de mira, ser vulnerables no es sinónimo debilidad, ser vulnerables es sinónimo de valentía, es ganas de salir de la vergüenza para mostrarnos tal cual a una sociedad que nos espera con sus criticas y aceptaciones, si pasamos a ser vulnerables tenemos la oportunidad de crear, innovar y cambiar nuestro presente y el de muchos que nos verán como ejemplo.

La vulnerabilidad es incomoda pero necesaria, cuando estamos en esta fase estamos corriendo un riesgo emocional que nos llevara a una explosión de incertidumbres pero que por fin serán desveladas. No hay nada más cobarde que esconderse en las faldas de la vergüenza, de que sirve guardar lo que creemos que nos puede diferenciar de los demás si quizás estemos escondiendo lo único que puede llevarnos a mejorar nuestras vidas.

Por siglos las mujeres hemos sido sumamente exigentes con los hombres pidiéndoles siempre firmeza y cero caídas frente a los problemas, y durante siglos las mujeres hemos sido exigentes consigo mismas para demostrar que podemos hacer todo sin mostrar un solo ápice de cansancio. Ambas acciones de que han servido, ¿alguien aprendido con ellas? Nadie porque el secreto de sacar la vergüenza y mostrarnos vulnerables es demostrar que podemos estar en franca incertidumbre y salir de la misma generando una nueva adaptación.

El antídoto para nuestra vergüenza es la empatía, debemos entender la situación del otro, comprenderla y necesariamente abordarla como nuestra, eso en pie de lucha se agradece
Ser vulnerable es una gran osadía que no puede tener mejor iliada que la guerra interna de mostrarnos tal y como somos sin importar que no estemos dentro del patrón de moda. Si no te muestras tal cual, jamás des encorsetarás el ser que eres y vivirás el resto de tu vida haciendo mascaras para adaptarte a lo que los demás demandan y no a lo que tú eres.

ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

lunes, 1 de mayo de 2017

VIVIR SIN PARALISIS

La felicidad no existe, de hecho todo lo que nos hace felices viene como los perfumes en dosis pequeñas y diarias, cada instante del día es una oportunidad para ser felices a través de la vida. Por lo cual es necesario que no pensemos tanto, actuar ya es eminente porque a lo que mucho le damos vueltas mas se enreda y las telarañas no son fáciles de desenmarañar.

El sujeto no es predicado cuando lucha por ser verbo de un sustantivo, ser feliz equivale a estar vivo, la felicidad no está en lo material, no está en el amor, todo eso es un complemento, en realidad no necesitamos una naranja para completar nuestra ensalada, tú mismo puedes ser toda la salsa de tu vida.

El estar vivo se refleja en el tiempo que les das a los demás, en latir con un baile,  con una canción o con un instrumento, en volar despierto, o en soplar cuando quieres algo. Por eso las 24 horas de cada día son una apuesta a conseguir felicidad con caducidad. 

Es momento de materializar sueños y deseos necesitados, la vida es un boomerang con fecha de retorno, y no puedes parar jamás, te debes una sonrisa cada día, los problemas no existen, tan solo son el saldo entre lo que deseabas y lo que obtuviste. De ti depende que ese saldo sea una ganancia o una perdida sin premio de consolación.

Cuando tengas un saldo incomodo no pienses tanto porque generas un dolor de cabeza, dale la vuelta, búscale el lado positivo y sácale partido como si fuera la última jugada de un domino a medio morir. 


ESCRITO POR K.Q.G

DERECHOS RESERVADOS

viernes, 14 de abril de 2017

TRASTERO DE VIDA


A lo largo de nuestra existencia vamos coleccionando recuerdos, personas, historias, dolores, miedos que nos han impulsado a  seguir adelante pero que en algún momento de nuestras vidas nos obligan a retroceder.
 
Las casas tienen trasteros, desvanes para guardar todo aquello que dejamos de utilizar, o que representa un precedente en nuestra vida, similarmente nosotros también tenemos un trastero imaginario donde vamos colocando todo aquello que es parte de nuestro pasado, presente y futuro pero que por alguna razón esta archivado.

Como saben hoy en día hay miles de libros que nos indican que nunca debemos perder tiempo en el pasado ni en el futuro, que toda nuestra energía debe estar concentrada en el presente, y no están desfasados de lo correcto pero lo cierto es que nosotros vivimos de nuestros recuerdos sin ellos fuéramos profundamente infelices por lo cual no es malo de vez en cuando echar un vistazo a nuestros trastero, es saludable porque el mismo es un recordatorio de nuestro paso por esta vida, lo nocivo seria que vivamos en el.

De hecho nuestro yo interior es muy rebelde e ira cuantas veces quiera a visitar el trastero para eso tiene la ayuda del inconsciente, así que no cuartemos felicidad a nuestro otro yo y dejemos de ser tan correctos.

La clave de mantener un trastero libre de telarañas es mantenerlo claro y ordenado para que nos siga impulsando al presente si olvidar la importancia de nuestro pasado. 



ESCRITO POR K.Q.G

DERECHOS RESERVADOS