Páginas vistas en total

miércoles, 29 de octubre de 2014

FREE BUTTERFLY

Desde niña siempre mire a todos como mis hermanos, siempre supe que había que perdonar, que estamos llenos defectos y que esos mismo defectos nos hacen humanos, que cuando compartimos una pena el dolor se hace menos intenso, que no hay nada más importante en la vida que tener el abrazo de un verdadero amigo.

 Cuando herimos a la persona que más amamos, lo hacemos sin querer por pura impotencia frustración o por miedo y siempre nos duele más a nosotros mismos pero están difícil pedir perdón y más difícil perdonar y que no se puede ser indiferente con el dolor ajeno porque no dormirás tranquilo los remordimientos no te darán paz nunca y si dañas a las personas nunca podrás olvidar ese daño que hiciste tendrás que aprender a vivir con esa sombra, en cambio si escoges el camino del bien siempre tendrás un hombro donde apoyarte, es tan bonito contar con alguien, saber que no te podrás caer que nunca tocaras el suelo porque tus amigos, tu familia están ahí de manera incondicional. 

Abrazar con amor es una bendición, la bendición más grande del mundo, nadie merece estar sólo porque la soledad es como estar perdido en un laberinto sin salida, todos necesitamos amar y ser amados de eso se trata la vida y si nos toca estar solos pues siempre habrá una lucecita en medio de tanta oscuridad, algo que nos consuele en las noches antes de dormir.

No hay nada más humano, más hermoso que ser solidario, ayudar a otros nos hace mejores, en eso he creído toda mi vida.

Escrito por K.Q.G
Derechos Reservados




5 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, no hay nada más bonito que perdonar ya que muchas veces de forma inconsciente le hacemos daño a las personas que más queremos. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, por desgracia muchas personas desconocen lo que es ese sentimiento tan noble que es amar desinteresadamente, conozco a muchas personas que dicen amar a alguien pero realmente no lo hacen, porque no buscan el bien de la persona amada, si no el suyo propio. Egoismo diría yo.

    Por cierto, estoy de sorteo en mi blog.

    Besitos de caramelo

    ResponderEliminar
  3. Muy bonita reflexión guapa. Definitivamente el perdón, el aceptarnos, el amar, el ser solidarios... nos ayuda en nuestro camino de ser una mejor persona, una persona más tolerante, más atenta, una persona que está más en paz consigo misma y con los demás. Al menos así lo veo yo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  4. Hay que perdonar, todos somos humanos y nos equivocamos. Hay que aprender a perdonar a todas las personas que amamos en nuestra vida por mucho daño que hayan causado. No puede existir gesto más bonito que ese en el mundo :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muy cierto, el pedir perdón es algo que todos debemos hacer cuando causamos daño a aquellos que queremos, porque si no podemos dañar mucho esa relación emocional. Un beso.

    ResponderEliminar