Páginas vistas en total

martes, 28 de octubre de 2014

ANDAMOS REVUELTOS

El pueblo contra pueblo es una guerra idílica en la que muchos gobiernos han entrado de lleno sin darse cuenta de las dimensiones de dicha batalla, un ejemplo claro de ello son los manifestantes vs la policía, los primeros con la misión denunciar y anunciar sus ideas y los segundos con la obligación de mantener el orden bajo el mando del gobierno.

Ninguno de los dos tienen total idea de esta situación porque cada uno ve al otro desde un ángulo distinto, en verdad estamos tan ciegos para no darnos cuenta de que somos lo mismo al fin y al cabo.

Las naciones tienen que tener claro que la política no puede ser factor de división de los pueblos, es hora de que crear conciencia colectiva para escoger con atino aquellos que nos representaran en las decisiones más importantes de nuestra patria cualquiera que esta sea, la dignidad de un pueblo no tiene bandera ni escudo, ni si quiera precio, y los pueblos no pueden ser oprimidos.

Tenemos que tener claro que estos dos bandos velan por derechos similares, la policía vela por el orden pero tiene que ser consciente de las ordenes que recibe del mandato porque podrían afectar al pueblo, y el pueblo tiene que manifestarse de manera pacífica y respetuosa para evitar faltas de respeto y grescas que nos puedan afectar seriamente.

ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

7 comentarios:

  1. En mi opinión, la policía no es un bando y los manifestantes otro. La policía tiene unas obligaciones recogidas por la Constitución que incluyen el uso de la fuerza si los civiles no obedecen. El trabajo policial es hacer que se respete la legalidad independientemente de lo que el policía como individuo opine de tal o cual Ley, y créeme, no suelen estar conformes.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy una asidua a las manifestaciones, me encanta defender mis derechos y los de los que no lo hacen por que tengo derecho a quejarme de lo que no me gusta, de las injusticias y de la situación social.
    He estado en algunas manis en las que se mascaba la tragedia... hay mucho infiltrado entre los manifestantes, no obstante tengo a varios fichados porque son asiduos a intentar calentar el ambiente, yo suelo ir con la cámara de fotos y mi perro, y el ambiente no es como lo pintan en la tele, ni mucho menos, tampoco va tan poca gente... que en barrio sésamo se han olvidado de contar.
    Yo he visto cosas tan desproporcionadas que digo que será su trabajo pero yo estoy en el otro bando en los que no nos queda mas remedio que correr...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que hayas dejado tu impreSión sobre este tema ya que lo importante es respetarnos estemos en la línea que estemos. ;)

      Eliminar
  3. Éste es un tema complicado, arrastramos un miedo atroz a la policía, son la autoridad!! deberíamos sentir tranquilidad al verlos pero, normalmente (perdón por la expresión) apretamos el culo e intentamos evitarlos! por otro lado, yo también soy una asidua de las manifestaciones, pero por supuesto de las manifestaciones pacíficas, creo que la mejor arma para protestar es hacerlo pacíficamente! Os pongo un ejemplo, en Vigo, ha habido una manifestación la semana pasada, han abierto un nuevo hospital carísimo, con unas condiciones deplorables, la manifestación ha sido sin altercados y mas que pacífica, y parece ser que alguna cosa está cambiando aunque, normalmente, no valen para mucho...o esa es la percepción que yo tengo ultimamente! un abrazo!! ;)

    ResponderEliminar
  4. El tema del hospital de Vigo es una auténtica vergüenza y me alegro que proteste la población porque es un derecho propio.

    ResponderEliminar
  5. cada dia tengo mas claro que el peor invento de la humanidad ha sido la politica. no por lo que es, si no por como maneja a las personas... Es un tema complicado, sin duda.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me ha encantado el post. Yo creo, que el problema no es la política, sino las personas que están ansiosas de poder. La razón la veis que se "intentan" matar unos con otros con máximo objetivo de ser el presidente del gobierno. Y el ejemplo está en que países vecinos cuando algún ministro o algún bajo cargo del gobierno hace algo mal, suele dar una rueda de prensa y dimitir. Aquí, ¿qué es lo que hacen? Nada. Apoyarles. Siguen robando y da igual porque son incapaces de bajarse del burro. Y como dice Carmen, en las manifestaciones hay mucho infiltrado, y son básicamente ellos los que empiezan los líos y los problemas. ¡Gran gran post! Me encanta debatir abiertamente de estas cosas. :)

    ResponderEliminar