Páginas vistas en total

martes, 17 de abril de 2018

ENCUENTRA A TU 222


Las líneas de una historia solo se escriben cuando sus actores se fusionan y empiezan a vivir generando emociones para describir.

Muchos sueños se liberan cuando dos almas cómplices se encuentran, la dicha de la vida solo se disfruta cuando hallas a ese ser que se convierte en el aliado de tu caminar, a ese espíritu inquieto que lleva navegando un largo recorrido, buscándote con tesón y desasosiego.

Reconocerlo es fácil, viste con tus sueños, su aroma es inquieto, su olfato es aventurero y lleva tatuado en sus ojos tu nombre.

Su pasión, sus metas te acorralan y te envuelven porque engranan con tal perfección a las tuyas que parece que fuera tu espejo hecho carne. Las pulsaciones aumentan cuando va acercándose a ti, se siente como que tu sombra te abrazara en forma de agua.

A su lado sientes calor, cuando tu cuerpo y el suyo se unen, los planetas se alinean, las estrellas median el brillo de su fulgor y la tierra se oscurece dando paso a la llamarada de connubio.

Todos tenemos un ser de luz, hecho a la medida de nuestras necesidades, pero pocos tenemos el placer de encontrarlo en espacio y tiempo, cuando ya lo identificas se vuelve tu droga, tu chute de vida diario, no te puedes separar de él, y todo lo que construyes alrededor, esta cimentado por y para los dos.

Jamás podrás conocer lo que es el amor sino tienes el privilegio de atinar con tu anima correspondiente, la bienquerencia es un sentimiento que solo lo puedes vivir a plenitud cuando te enfrentas a tu sinónimo, todo lo demás conocido, son antónimos que solo te regalan quereres afectivos que carecen del ágape que tu brío necesita para palpitar.

  

ESCRITO POR K.Q.G
DERECHOS RESERVADOS

8 comentarios:

  1. Hola!! Me ha gustado mucho este escrito aunque no comparto mucho lo que en él se dice ;) Siento que todos somos personas completas y podemos ser felices y encontrar la dicha por nosotros mismos, aunque si que es bonito tener a alguien con quién compartir!
    Porque juntos las penas restan y las alegrías se multiplican!

    Un besazo!!

    María CreeyCrea

    ResponderEliminar
  2. Hola. Preciosas palabras, me han encantado.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Sin duda un escrito bello donde los haya, pero soy de las que piensa que el amor, la felicidad es algo que no siempre se encuentra en otro ser, aunque está claro que amar y ser correspondido, es una de las cosas más fascinantes.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Yo soy más de crer que compartir pero siempre desde la fortaleza de uno mismo, amarte, completarte, mimarte y luego avanzar junto a la persona que elijas, pero sin que nadie sea indispensable, la única persona que lo a de ser es uno mismo.
    No creo en el amor dependiente, me gusta el amor en que yo soy y él es y todo suma y mientras estamos juntos crece.

    Me gusta tu manera de escribir

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Es un texto muy hermoso, me ha encantado. Yo conozco a esa alma, llama gemela como dicen, pero tenemos caminos diferentes. Andamos en el proceso del reencuentro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Bueno, creo que no a todo el miundo se le da el encontrarse a su alma gemela, porque a veces el amor se siente así al principio pero luego la rutina y los nuevos desafías los van forjando y moldeando y en otros casos termina por apartarlos, lo mejor es encontrar una persona que te complemente y te deje ser tu misma.

    ResponderEliminar
  7. Hola. Me ha gustado muchísimo leer tu post. No es fácil encontrar a tu alma gemela pero cuando lo haces es lo más maravilloso del mundo, tengo la suerte de haberla encontrado y no puedo ser más afortunada. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonito texto, realmente me ha gustado sin embargo, no comparto del todo lo que ahí se expresa porque aunque considero que es bonito tener a alguien con quien compartir tu vida y de alguna manera sea tu complemento, creo que la felicidad no se basa en tener a ese alguien más, creo que debemos aprender a ser felices con nosotros mismo solamente para poder aprender a ser felices de verdad y sobre todo poder apreciar esa felicidad y amor verdadero cuando esa otra persona llegue a tu vida

    ResponderEliminar