Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2016

BANDALICA LLAMARADA



Mmmm tu voz es impasible y ferviente a tal punto que enamora mi locura.

Justo de ella he querido capturar la clave, el sitio exacto donde la ansiedad se una a la locura y la geografía se queme.

Rozas el punto perfecto de mi desdén a, tal punto que quisiera ser un merlot para rozar tus labios y delicadamente que me, susurres la espalda de mi averno.

Rota la noche y el velo cayendo en el camino de tu vientre... ¿suave queda la llama sobre la piel? ¿O dedos invisibles se posan infinitos deslizándose sobre las palpitaciones de tu cuerpo?
Tú me quemas hasta el punto de dejarme sin ropa y de sentirme delincuente de tus versos

Es crimen en el exquisito, implosión lenta que justifica el Aqueronte. Presiones intermitentes que deseo y que sólo en verso debo esperar cada tarde de su íntima bulería.

Mis bulerías enseñan sus montañas ante su esplendoroso cañón

Disparo en ángulo imposible incendia la imagen que me encadena. Un orgasmo en el limbo me envenena y la pasión tormentosa me agita hasta morir.
En ese orgasmo mi pelo se confunde con la sazón de tu cuerpo sudoroso que difumina la obra de nuestra lujuria

¿En qué posición la muerte invita al dulce néctar de la oscuridad? ¿Los labios pueden atrapar cañones y desvanecerlos hacia la inmensidad volcánica?
Morir en tu néctar seria la gloria quiero hacer un back show en tu imponente horno

Perspectiva placentera, manos que intentan -sin lograrlo- atrapar toda la majestad redonda de una euforia dual. Y arriba, montes turgentes, ambrosía inalcanzable. Hambre baja y desespero dulce: el cielo incendiario.
Incesante gana de galopar en estos versos de incontrolable incendio furtivo, ven aquí lobo insurgente y espósame a tus deseamos mas impetuosos

Cadena ardiente deseas, aun cuando los brazos se deshagan entre la piel ¿Y si el lobo pierde toda mesura? ¿Y si desea someter el viento y hacer de una diosa su esclava?
Afrodita estará ese momento y desatara su tersa miel entre sus dedos hasta el punto de morder todo aquello que sea apetecible

Afrodita... recorre libre la deboración impasible, la tortura lenta y húmeda de tus labios y colmillos... ¿Morderá el sol que estalla, los latidos doblegados? ¿Beberá miel, sangre o leche? ¿Tendré imagen de las curvas de la noche?

Culminar en el fondo de tu cuerpo será el éxtasis de mi extenso veneno

¿El fondo es altura temblorosa? ¿La erguida sombra roja hacia tu boca? Revienta la noche y dile a la habitación de ceniza qué dirás al secreto, qué movimiento esperaría el cuerpo derribado o qué haría tu alma hacia los minutos ralentizados?
Mis movimientos son laberintos de serpiente que posan sus pechos ej. el recinto de tu boca

¿Puedo ver hipnotizado la curvatura de tu pecho y el ébano tenue que enardece caleidoscópico el centro rojo de placer? Una intensidad más lenta y no menos apasionada acompaña gemidos susurrantes... los minutos procuran placeres no descubiertos aún, si todavía alguno queda.

Vente que pa’ca para contarte a mordisquitos como sabe el elixir de mi cuerpo

¿Qué haces tan lejana? Acércate al fuego, hoy no quemará... más de lo que pidas.
Más de lo que pida, lo normal... Cuidado con lo que pides que igual se te hace realidad…. Y me tendré que posar en tu cama.

Qué cruel... rebobina la expresión……..

DERECHOS RESERVADOS
K.Q.G

No hay comentarios:

Publicar un comentario