Páginas vistas en total

sábado, 21 de marzo de 2015

LAME TUS HERIDAS

Lame tus heridas como aquel gato que se cayó del 6to piso y le dio paso a su segunda vida, no desmayes y le des luto a ese daño que te hiciste o te hicieron porque el tiempo vale oro, si los animales se lamen y siguen sin tener raciocinio lógico porque tú te paras y dedicas minutos de sufrimiento aquello que ya pertenece al pasado, de ti depende parar o seguir.

Refúndate cada vez que tropiezas porque la vida es un carrusel de coches chocones, nunca sabremos cuando nos vamos a enfrentar a un obstáculo pero sí que podemos tener listo el antídoto a dichos paréntesis de la vida.

Llorar y entristecerse esta permitido porque son dos acciones importantes de la felicidad aunque muchos crean que son enemigos de la misma, lo que estar prohibido es parar, detenerte y morir, siempre puedes seguir mientras te limpias las heridas y llenas las cuencas de tus ojos de lágrimas.

No pares jamás, la vida es un camino corto que si quieres vivirlo tienes que hacerlo instante tras instante.

Nunca pidas más de lo que gozaste, se tolerante y no fuerces ni esfuerces al destino, tu meta profunda es intentar, luchar, reluchar, lastimarte, reir, y caminar mientras haces todo eso.

Sueña aun cuando tu cerebro descansa porque tienes que mantenerte en constante construcción de metas y propósitos.

Escrito por K.Q.G
Derechos reservados

1 comentario: